Tipos de radiografías dentales y sus funciones

radiografías dentales

La tecnología radiológica desde su implementación en la medicina ha sido una de las técnicas más exactas para detectar enfermedades de manera preventiva o exploratoria dentro de los pacientes; hasta el punto de que, hoy en día, prácticamente todas las áreas de la medicina moderna dependen completamente de sus funciones.

Igual que los demás especialistas, los dentistas utilizan los escaneos radiológicos para estudiar con más detalle los casos que atienden en sus consultorios. Estos, a través de radiografías dentales muy similares a las ecografías utilizadas en otras ramas de la salud, suelen realizar un escaneo completo de zona bucal para poder dar la solución más apropiada a la afección del paciente.

Siguiendo este hilo, conozcamos a continuación cuáles son los tipos más comunes de radiografías dentales realizadas en los centros de atención médica del continente americano.

Radiografías Extraorales

En la odontología, las radiografías extraorales son aquellas que se realizan de manera normal desde el exterior de la boca; entre ellas están:  

Ortopantomografía: Conocida como radiografía dental panorámica, esta es catalogada como la intervención más común, realizándose al paciente al ingresar por primera vez a la conducta, tomando una imagen panorámica del interior de la boca, e identificando problemas poco específicos.  

TAC Dental: Muy similar a los escáneres que se acostumbran a usar en medicina, el TAC Dental toma cientos de imágenes desde diferentes ángulos de la boca del paciente para luego moldear a través de estas, una muestra de 3 dimensiones.   

Cefalometría: Esta radiografía es utilizada usualmente en revisiones previas a una ortodoncia; esta permite conocer el estado general de los huesos del cráneo y las proporciones entre ellos, detectando los problemas esqueléticos que pueden hacer necesario uno de estos tratamientos.

Radiografías intraorales

Contrarrestando la clasificación anterior, este tipo de radiografías dentales son realizadas con un aparato en interior de la boca del paciente, realizando lecturas más específicas de piezas dentales u óseas. Las principales son:  

Radiografía periapical: Esta opción específica de la odontología, es utilizada para obtener una imagen completa de la estructura de unos pocos dientes dentro de la mandíbula, así como la de sus nervios y coronas.  

Radiografía de mordida: Finalmente, en este tipo de radiografía la placa es colocada a lo largo de la mordida del paciente, obteniendo de este modo una imagen completa de las coronas dentales del paciente. Se usa especialmente en los casos de caries interproximal y desviaciones internas de la mandíbula.